sábado, 30 de enero de 2010

Este es el Año Rojo!

Al fin pude saborear el sabor de la victoria...Y sí, sé que vendrán muchas más.

3 años y 19 días. Esa era exactamente la edad que tenía cuando de la mano de la gloria del Baseball Felipe Alou, el Escogido ganó su campeonato #12, obviamente no me acuerdo.

18 años largos años pasaron. Derrotas, tristezas, lágrimas, frustaciones, emociones encontradas. No fue fácil para mí, presenciar en vivo cómo las Águilas nos barrían en la Serie Final 2002-2003, o cómo cada año tenía que aguantar en calma las risas burlonas de los liceístas (especialmente de mi primoHERMANO Boni Angelo) y de aguiluchos, que se creían dueños y señores de LIDOM.

Cada octubre estaba lleno de esperanza, de fuerzas nuevas, cada juego ganado un peldaño menos
(18 carreras en un inning), cada derrota sufrida una punzada en el corazón, cada descalificación un mar de lágrimas y decepción.

Ver cómo desfilaban muchísimos peloteros en nuestro equipo, unos buenos (Dotel, Furcal, Neifi, David, Nivar, etc) y también tener que ver cómo nos convertíamos a veces en los zafacones de la liga (Izzy Alcántara, Johanny Valera, Saltalamacchia y MUCHOS MÁS!) o el desfile de Mánagers que cada año venían con una nueva esperanza como el gran Mako Oliveras, o las 7 victorias en línea de Mike Guerrero. ¿Quién olvidaría los fracasos dirigenciales de Juan Samuel o de Dean Treanor, o la despedida de Bruce Fields en el Round Robin del 2002-2003?

Otro elemento inolvidable fue la lucha (iniciada en el Foro de Escogido.com) por los fanáticos para que Daniel Aquino vendiera al Escogido, porque él era el fucú, y entonces caer en manos de Julito Hazim (...)

Ver cómo el Escogido se las ingeniaba para hacer los errores más extraordinarios y absurdos, o cómo cuando el juego estaba apretado teníamos el "Don" de volvernos un 8....

En busca del dichoso fucú fue despedido el enano recoge bates, bailarinas, conserjes, peloteros, cambiamos de logo. Hasta de uniforme! en un momento llegamos a usar uniformes camuflados.

Muchas cosas pasaron. Miles de ofertas para cambiarme de equipo de parte de liceístas, aguiluchos hasta de los Gigantes y Toros!!! Pero me mantuve firme, y aunque fue para mí, prácticamente toda una vida, no puedo dejar de mencionar que los disfruté, cada ponche, cada jugada, cada carrera, cada victoria. Porque cada año tendría un octubre, y ese podría ser el inicio del Año Rojo.

Cuando todo parecía que iba por el mismo camino, sucedió algo. Un grupo empresarial compra al Escogido, con la decisión firme y decidida de devolverle el esplendor a nuestro equipo. Y LO LOGRARON!

Desde octubre, ya sabía que era distinto, se sentía en todos los lados que iba en aumento la fiebre escogidista, pero uno siempre estaba predispuesto y esperaba a ver, y así esperando seguíamos ganando juegos, y juegos. Y clasificamos al Round Robin, quedamos en 1er lugar en la regular. Empezamos bien el Round Robin, peleamos y peleamos como verdaderos leones y clasificamos a la final.

2 derrotas seguidas en la final. Ganamos el 3 y 4 y empatamos. Perdemos el 5, ganamos el 6to, perdemos el 7mo, y nos ponemos contra la pared. 8vo juego, 9no inning, juego 2 a 2, y llega el Sr. Betemit, en principio sentí que se me caía el universo encima, pero tenía una chispita, y sabía que ganaríamos ese juego, y de ser así, estaríamos por primera vez en 11 años, disputando verdaderamente la corona.

GANAMOS EL 8VO JUEGO de forma sorprendente el miércoles 27! El jueves 28 me levanto, no desayuno, no como... nervios, nervios. Sería este al fin el año logro? Sólo lo podría saber esa noche, para lo cual estábamos todos listos, así después de muchas opciones decidimos por el Linconazo y emprendimos el viaje, Chanel, Infanzón, Donato, Arturo y Roy junto a miles de seguidores por todas partes. Cada out una celebración, cada carrera una algarabía, ganando 3 a 0 en el 8vo, de repente se pone 3 a 2, y todos asustados. Se hace el out! vamos al 9no y hacemos la 4ta carrera, fue el inicio de la celebración de la corona, y cuando hicimos la 5ta carrera estábamos seguros que sí, este era el año rojo. A los 21 años, con 18 días pichando Santiago Casilla como cerrador, GANAMOS!

No podría expresar con palabras la sensación. Sólo sé que festejé como nunca ese día. A las 3:00 a.m. estaba el Quisqueya celebrando, y la capital como nunca llena de rojo escarlata en todos los lados y celebraciones. No éramos tan pocos como se creía, al contrario SOMOS MUCHOS!

Y de todo esto, saben qué es lo mejor? Después de tantos criticarnos por los cambios de jugadores que hacíamos, hicimos este año el mejor... Betemit por la Corona!

Ruuuuuuuuuugennnnn los Leones!!!!


Leones del Escogido
Campeón Torneo Invernal 2009-2010

2 comentarios:

Alejandro dijo...

Muy bueno hermano felicidades por la victoria.

Psiconauta dijo...

buen blog.
visita
http://psicoweb.blogspot.com/